El Brexit, esa situación que ha colocado a Reino Unido en una situación comprometida de que va a suceder con el país. Cuando algo tan importante sucede, se espera que la economía y el mercado laboral de país se resienta, pero ha sido toda una sorpresa, muy agradable, de comprobar que no ha sido así.

Reducción del paro y aumento de los ingresos medios de las economías familiares

La economía británica ha visto con alegría como la tasa de desempleo del país se ha reducido en un -4,8%, lo que sitúa la tasa de desempleo en 1,6 millones de personas. Por otra parte, la tasa de empleo ha aumentado hasta el 74,5%, el nivel más alto desde 1971. No sol o estas cifras son buenas, sino que además los ingresos de las familias británicas han aumentado en un 2,3% en el último año.

La situación laboral se mantiene estable en Reino Unido

Toda una alegría para el gobierno británico, pero sin embargo hay algunos organismo, como el Banco de Inglaterra, que prefiere ser precavido con estas cifras y que han indicado que las heridas que el Brexit puede dejar en el país podrían tardar en conocerse. Por ello, según un sondeo que han realizado a través del Chartered Institute of Personnel and Development (CIPD), se ha demostrado que las compañías están recortando sus planes de contratación para finales de 2016.

Por ello, desde el banco inglés esperan que la tasa de desempleo, en un plazo de dos años, crezca la friolera cifra de un +5,6%, además de estimar que el mercado internacional se resienta por la separación de Reino Unido de Europa. De momento la situación está estable, cosa que ven con buenos ojos, pero también advierten que ya hay algunas empresas que están empezando a preocuparse por la situación, por lo que a pesar de que la economía inglesa es una economía fuerte, podría sufrir un fuerte golpe en el futuro.

Dejar respuesta