¿Qué es lo que esperan muchas personas con la llegada del macropuente de diciembre? Pues que comiencen a llegar turistas y clientes a las pistas de esquí para comenzar con la temporada de nieve. Es en estas fechas cuando muchas de las estaciones más grandes de España comienzan a tener sus primeras ganancias, y para muchos son las únicas. No obstante, se ha visto como el precio en estas pistas ha subido desde el año 2015.

Una subida mínima del 0,4%

Según ha informado el portal Pisos.com, los alquileres de los pisos que se encuentran cerca de las estaciones de esquí han encarecido sus precios en un 0,4% desde el año 2015. Pero, en contra, los alquileres ahora mismo son mucho más baratos de lo que eran hace cuatro años, habiendo bajado en -2,8%.

Los pisos más caros actualmente para irse a esquiar se encuentran en el Pirineo de Lleida, que a pesar de que se encuentra entre una de las zonas que han bajado sus precios, los alquileres rondan los 1.000 euros por semana. La más barata está en las pistas turolenses de Javalambre y Valdelinares, donde los alquileres alcanzan los 672 euros.

Los precios de alquileres de nieve suben y bajan

Las tres zonas que han reducido sus precios esta temporada son la de Lleida, La Rioja y la de Teruel, mientras que Granada, Girona y Asturias son las que más han subido sus precios  con respecto al año pasado.

Con la crisis no es de extrañar que haya esta diferencia de precios entre zonas que bajan y otras que suben. No obstante, desde el portal de Pisos.com recuerdan a los viajeros que vayan a acudir a estas pistas que deben alquilar un piso que esté homologado y registrado para tal fin, con el objetivo de combatir el alquiler fraudulento de personas que alquilan y promueven la economía B en el país.

Dejar respuesta