Entre las principales reformas que el Partido Popular está intentado llevar a cabo se encuentra la implantación de la Lomce, la nueva ley de Educación que no está gustando ni a la oposición ni a los estudiantes que ya se han manifestado en varias ocasiones en contra de esta ley.

El Congreso tira para atrás esta ley

Iñigo Méndez de Vigo, ministro de educación, catalogó de “juego político” y “escenificación” lo que el martes 15 de noviembre se vivió en el Congreso, donde todos los grupos de la oposición apoyaron, de manera unánime, la suspensión del calendario de la Lomce.

Para el político no es ninguna sorpresa y ya esperaba que sucediera algo así, aunque lo ve inverosímil cuando aprobar esta ley es un camino largo en el que se debe realizar un debate en la comisión de educación, elevar al pleno del Congreso la misma, realizar una votación, una nueva votación en el senado….

Rajoy no logra avanzar con su reforma de la Lomce

Aunque hayan paralizado el calendario de la Lomce, eso no significa que no se pueda llevar a cabo, puesto que bastará con una orden que provenga del mismo ministerio, la cuál será presentada en la Conferencia Sectorial de Educación el próximo 28 de noviembre. De momento, se harán evaluaciones, tal y como estaba previsto, pero no contarán para la obtención del título.

Falta por constar cuánto tiempo durará dicha suspensión. Hasta que el Congreso no consiga llegar a un acuerdo en materia educativa, “si es que se consigue” ha dicho Méndez de Vigo. Según el pacto que firmaron el PP y Ciudadanos el plazo era de seis meses, pero es muy “plazo flexible y ampliable” según el ministro. La ley educativa que diseñó el Gobierno de Rajoy está en pleno rendimiento, salvo las reválidas, pero el político las considera una medida menor frente al resto que ya están en marcha.

Dejar respuesta